“GYMKHANA DE ESPAÑOL EN LA CIUDAD” por nuestra profesora Mónica Domingo

NIVEL A1-A2

Escuela Montalbán

Presentamos una actividad de interacción en la ciudad para estudiantes iniciales que comprende aspectos del vocabulario estudiado en clase y otros  sobre la cultura de la ciudad  que aprenderán preguntando a los transeuntes que se presten a ello.

En esta actividad se incluyen las destrezas de conversación y audición que tan relevantes son para el aprendizaje de idiomas.

Nos situamos en una plaza céntrica de la ciudad con los estudiantes y una vez allí explicamos en qué va a consistir la gymkhana.

En primer lugar realizamos grupos de cuatro o cinco estudiantes cada uno,cada grupo recibe un folio con las preguntas a realizar, las cuestiones son del tipo:  “¿cuántos ríos pasan por Granada?”, “¿cómo se llaman?”  o “el nombre de un escritor de Granada”, preguntas que son fáciles de contestar para el ciudadano de a pie y que al estudiante pueden interesar  por el aspecto  cultural de las mismas.

Acto seguido cada grupo va buscando a gente que colabore con ellos en su gymkana.

Es importante recordarles que no pueden preguntar todo a una sola persona, la intención es que interactúen y practiquen su español en la calle.

Los estudiantes van preguntando y anotando sus respuestas en el folio.

Por lo general  la gente se presta a ayudar y se presentan algunas situaciones divertidas en la interacción. Algunas preguntas se enfocan sobre expresiones como por ejemplo: “ ¿qué significa hacer algo en un plis plas?” Los españoles contestan con ejemplos y explican muy bien estos significados, que los estudiantes recuerdan con más facilidad al tener esta experiencia en la calle.

Se realizan alrededor de veinte preguntas, y la actividad  se completa en una hora aproximadamente.

Finalmente las respuestas se corrigen o bien en la misma plaza con cada grupo o  en clase.

Es una actividad divertida y muy práctica que los estudiantes disfrutan.

“Nos vamos al mercado”: Elena nos describe una de sus clases.

Aprender un idioma puede ser muy divertido, sobre todo cuando lo aplicas a la vida real.

Por este motivo llevamos el aula a la calle siempre que podemos, para que los estudiantes tomen contacto con la realidad del español  y sus hablantes.

En este caso visitamos el mercado de San Agustín, en el centro de Granada, con un grupo de 18 estudiantes daneses de nivel inicial (A1).

El primer paso para preparar la actividad, es redactar una serie de cuestiones relacionadas con este lugar que los estudiantes tendrán que responder in situ. Es importante que las tareas estén adaptadas al nivel del grupo.

Antes de la visita comprobaremos que los estudiantes comprendan la actividad y sus objetivos.

Una vez explicadas las tareas formamos pequeños grupos, aproximadamente de cuatro personas en cada uno, y ya estamos listos para empezar.

El tiempo requerido dependerá de la dificultad de las tareas y del nivel del grupo con el que trabajemos.

Las cuestiones pueden estar enfocadas al aprendizaje de vocabulario, así como a la interacción de los estudiantes con la gente de la calle y de los diferentes negocios del mercado.

En nuestro caso, esta actividad resultó ser todo un éxito. Los estudiantes consigueron completar todas las tareas en un tiempo record y les resultó muy divertido y satisfactorio el contacto con la gente. Reforzaron sus conocimientos previos sobre el tema de la comida y aprendieron muchas cosas nuevas sobre la gastronomía granadina, pero lo mejor de todo fue lo bien que nos lo pasamos.

Grupo 28.01.2013 006